Home Editorial Enfrentar con optimismo las incertidumbres del Año Nuevo

Enfrentar con optimismo las incertidumbres del Año Nuevo

Toma 26 horas para que el Año Nuevo llegue alrededor del globo. Kiribati, una isla ubicada a unas 3,318 millas al suroeste de San Francisco, California, será el primer país en dar la bienvenida al 2017. Samoa Americana, un territorio de EE.UU. en el Pacífico Sur cerca de 2,600 millas al suroeste de Honolulu, Hawaii será el último lugar en recibir al año nuevo. A pesar de las diferencias de horario que marcan el inicio del nuevo año, las celebraciones tienen como objetivo el atraer a la buena fortuna y a la salud.
Como en otras partes del mundo, aquí en Estados Unidos nos enfocamos en el optimismo y la esperanza. Por primera vez en ocho años, tendremos un nuevo presidente que nombrará su propio Gabinete para dirigir las diversas agencias del gobierno federal. El estado de Kansas tendrá una nueva Cámara y el Senado, al igual que Missouri, uno de los 12 estados con un nuevo gobernador, junto con un nuevo secretario de Estado, tesorero y fiscal general.
Debido a las elecciones de noviembre, no todos los estadounidenses están enfocados en la misma medida al optimismo y esperanza para el futuro. El país se dividió uniformemente entre los candidatos presidenciales demócrata y republicano. Los votantes de Hillary Clinton están expresando y ventilando la decepción y el miedo, mientras que los partidarios de Donald Trump expresan alivio y entusiasmo. Ni el destino, ni la alegría son universales.
La confianza de los consumidores en Estados Unidos subió a su máximo en 12 años después de la victoria electoral de Trump, según la encuesta de confianza de la Universidad de Michigan publicada el 9 de diciembre. La confianza de los constructores se disparó a los niveles más altos desde 2005, reveló un estudio de la industria comercial el 15 de diciembre. El optimismo de las pequeñas empresas también creció en diciembre, de acuerdo a un informe de la Federación Nacional de Empresas Independientes.
Pero no todo el mundo está a bordo. De acuerdo con un columnista de The Washington Post,  el 12 de diciembre, Trump se ha aliado con las fuerzas de extrema derecha en Europa que el presidente ruso Vladimir Putin ha apoyado. Los defensores de inmigrantes y abogados se están organizando para tranquilizar a los inmigrantes ansiosos por lo que podría significar la presidencia de Trump. Los afroamericanos en Los Ángeles, California, están aterrorizados de la presidencia de Trump, informó el 26 de diciembre el diario Los Angeles Times.
Cualquiera que sea nuestra postura frente al futuro -ya sea una posición alegremente expectante, de agonizante temor o en algún lugar intermedio, el Año Nuevo y la nueva presidencia son inevitables. Le debemos a nosotros y a nuestro futuro abrazar el 2017 con expectativas y apoyar a nuestro nuevo presidente. Acercarse al Año Nuevo con una actitud positiva es mucho más probable que dé resultados positivos, sin importar cuales sean nuestras metas y como nos recordó el presidente Obama después de las elecciones, todos estamos en el mismo equipo, apoyando el “éxito del presidente electo Trump en liderar y unificar el país”.
Al mismo tiempo, nuestro futuro y éxito se basan en permanecer comprometidos, estar alertas y responsabilizar al nuevo presidente y a todos los funcionarios públicos.

___________________________________________________________________________________________________________

Confronting New Year uncertainties optimistically

It takes 26 hours for the New Year to arrive around the globe. Kiribati, an island republic some 3,318 miles southwest of San Francisco, Calif., will be the first country to welcome 2017. American Samoa, a U.S. territory in the South Pacific about 2,600 miles south southwest of Honolulu, Hawaii is the last to ring in the New Year. Despite the time differences marking the new calendar year, celebrations aim to invite good fortune and good health.
As elsewhere in the world, we here in the U.S. entertain optimism and hope. For the first time in eight years, we’ll have a new president who will appoint his own Cabinet to head the various federal government agencies. The state of Kansas will have a new House and Senate, as will Missouri, one of 12 states with a new governor, along with a new secretary of state, treasurer and attorney general.  
Because of the November elections, not all Americans are entertaining in equal measure optimism and hope for the future. The country split about evenly between the Democratic and Republican presidential candidates. Hillary Clinton voters are voicing and venting disappointment and fear while Donald Trump supporters are expressing relief and enthusiasm. Neither doom nor elation is universal.
Consumer confidence in the U.S. surged to a 12-year high after Trump’s election victory, according to the University of Michigan’s consumer sentiment survey published Dec. 9. A postelection stock market rally set new historic highs. Builder confidence soared to the highest levels since 2005, a trade industry index revealed Dec. 15. And small business optimism also grew in December, a National Federation of Independent Business report showed.
But not everyone is on board. Trump has allied himself with the far-right forces in Europe that Russian President Vladimir Putin has championed, opined a columnist for The Washington Post on Dec. 12. Immigrant advocates and attorneys are organizing as they reassure anxious immigrants fearful of what a Trump presidency might mean for them. And African Americans in Los Angeles, Calif., are terrified of a Trump presidency, the Los Angeles Times reported Dec. 26.  
Wherever we stand facing the future – from a cheerfully expectant position, one of agonizing fear and dread or somewhere in-between, the New Year and the new presidency are inevitable. We owe it to ourselves and our future to embrace 2017 with expectations and to support our new president. Approaching the New Year with a positive attitude is far more likely to yield positive results, whatever our goals. And as President Obama reminded us after the election, we’re all on the same team, rooting for President-elect Trump’s “success in leading and unifying the country.”
At the same time, our future and success are predicated on staying engaged, being vigilant and holding the new president and all public officials accountable.

Check Also

Volume 37 issue 29 • 07/20/2017 – 07/27/17

 In this issue: Fast track deportation Young entrepreneur inaugurates Balloon Shop in KCK Parents of …

Subscribe to Dos Mundos Today! Dismiss