fbpx

Divulgando la cultura en dos idiómas.

Don’t Miss These Signs of School Bullying




The start of the new school year should be a positive and exciting time for children, but for many it also means a return to being bullied, and the physical and mental health consequences that accompany it.
Results of a study published in School Psychology Review found that nearly half of children in grades 4-12 reported being bullied by other students at least once during the previous month.
According to the National Bullying Prevention Center, a slightly higher portion of female than of male students report being bullied at school (23 percent versus 19 percent.)In a 2017 survey conducted by the U.S. Centers for Disease Control and Prevention, 19 percent of North Carolina high schoolers reported being bullied on school property within the previous year. When broken down by gender, 23 percent of high school girls and 15 percent of high school boys in North Carolina reported being bullied at school. Possible signs that a child is being bullied at school include:
– Acting in a way that is out of character for the child, such as becoming more angry or anxious.
– Trying to avoid school with excuses such as increased physical complaints.
– Demonstrating trouble with schoolwork.
– Exhibiting unusual eating or sleeping habits.
– Losing valuables such as lunch money or possessions.
“Bullying behavior tends to peak in middle school years, but it can happen at any age,” says Dr. Michael Golinkoff of AmeriHealth Caritas, a national leader in healthcare solutions for those most in need.
“Victims of bullying may be reluctant to inform their parents or others. So it is important for parents to be observant for signs that their child may be getting bullied and respond accordingly,” he emphasizes.
But parents can help stop bullying before it starts and be part of the solution when it occurs. Some steps parents can take to help their child include:
– Be informed. Find out your school’s policy on bullying and speak to the principal or other administrator.
– Be engaged. Talk to your child about his or her experience. Don’t judge, just listen.
– Be a team. Involve your child in strategies to help stop the bullying. Get the teachers on board so everyone knows what to do when problem behavior occurs.
“The most important advice for a child who is being bullied is to help them develop assertiveness skills and conflict resolution skills,” says Dr. Golinkoff. “This includes standing up for their beliefs and ignoring negativity directed towards them. Role playing exercises can help children learn how to take a stand against an aggressor.”
For more information, go to amerihealthcaritas.com.

________________________________________________________________________________________

No se pierda estas señales de acoso escolar

El comienzo del año escolar debería ser una época positiva y emocionante para los niños, pero para muchos también significa volver a ser intimidado y las consecuencias para la salud física y mental que lo acompañan.
Los resultados de un estudio publicado en el School Pyschology Review encontraron que casi la mitad de los niños en los grados 4-12 informaron haber sido atacados por otros estudiantes al menos una vez durante el mes anterior.
Según el Centro Nacional de Prevención del Acoso, una porción ligeramente mayor de estudiantes femeninos que masculinos informan haber sido intimidados en la escuela (23 por ciento versus 19 por ciento). En una encuesta de 2017 realizada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el 19 por ciento de los estudiantes de secundaria de Carolina del Norte informaron haber sido intimidados en la propiedad de la escuela durante el año anterior. Cuando se desglosa por género, el 23 por ciento de las niñas de la escuela secundaria y el 15 por ciento de los niños de la escuela secundaria en Carolina del Norte informaron haber sido intimidados en la escuela. Las posibles señales de que un niño está siendo intimidado en la escuela incluyen:
– Actuar de una manera que no es característica del niño, como enojarse o ansiarse más.
– Tratar de evitar la escuela con excusas como el aumento de las quejas físicas.
– Demostrar problemas con el trabajo escolar.
– Exhibir hábitos alimenticios o de sueño inusuales.
– Perder objetos de valor como el almuerzo o las posesiones.
“El comportamiento de intimidación tiende a alcanzar su punto máximo en los años de la escuela intermedia, pero puede ocurrir a cualquier edad”, dice el Dr. Michael Golinkoff de AmeriHealth Caritas, un líder nacional en soluciones de atención médica para los más necesitados.
“Las víctimas de acoso pueden ser reacias a informar a sus padres u otras personas. Por lo tanto, es importante que los padres estén atentos a las señales de que su hijo pueda estar siendo intimidado y respondan en consecuencia”, enfatiza.
Pero los padres pueden ayudar a detener el acoso antes de que comience y ser parte de la solución cuando ocurra. Algunos pasos que los padres pueden tomar para ayudar a sus hijos incluyen:
– Esté informado. Descubra la política de su escuela sobre el acoso escolar y hable con el director u otro administrador.
– Esté comprometido. Hable con su hijo sobre su experiencia. No juzgue, sólo escuche.
– Sea un equipo. Involucre a su hijo en estrategias para ayudar a detener el acoso escolar. Haga que los maestros participen para que todos sepan qué hacer cuando se produce un comportamiento problemático.
“El consejo más importante para un niño que está siendo acosado es ayudarles a desarrollar habilidades de asertividad y habilidades de resolución de conflictos”, dice Golinkoff. “Esto incluye defender sus creencias e ignorar la negatividad dirigida hacia ellos. Los ejercicios de juego de roles pueden ayudar a los niños a aprender a defenderse de un agresor”.
Para más información, visite amerihealthcaritas.com.

Share:

More Posts

Send Us A Message

Related Posts

%d bloggers like this: