fbpx

Divulgando la cultura en dos idiómas.

Summit more successful for Kim than Trump




Commentary by Eulogio JP

President Trump is describing the U.S.-North Korea summit (see related story) on Tuesday (June 12) in Singapore as a huge success.
Only time will determine how successful the summit was. But for now, it seems the summit was more successful for North Korean leader Kim Jong Un than it was for Trump.
Based on the little amount of information that’s been released, the only important result from the summit is an understanding that North Korea will begin working toward denuclearization. For Kim to agree to that term, President Trump has reportedly agreed to end joint military exercises with South Korea.
Clearly, North Korea agreeing to denuclearize is a success. However, further examination of the agreement shows how unclear the future remains. For instance, there haven’t been any agreements on the details of how to achieve or verify that denuclearization. There isn’t even a start date on the agreement President Trump signed.
In terms of public image, though, the event was clearly a huge win for North Korea. Kim received international recognition that none of his predecessors had ever received. He was received with celebrations and with the international press waiting to report on the summit. That’s a far cry from few months ago, when the North Korean dictator would’ve been incarcerated if he had left his country.
President Trump didn’t fare as well. Not only did he agree to meet with one of modern history’s evilest dictators, but he also praised him. Trump claimed that the North Korean leader has a great personality and said he would “absolutely” invite Kim to the White House.
Former Vice President Joe Biden explained it best when he told the press: “Talking to dictators is one thing; embracing them is another.” Indeed, the leader of the free world should never give so many compliments to the leader of a country where people have few rights.
So now, Kim is headed home with a picture of his flag and the U.S. flag onstage together, a picture of him hugging President Trump and a signed agreement stating the United States will stop joint military exercises with South Korea. He’s also headed home with a healthier public image.
President Trump, meanwhile, is headed back to the White House with an agreement to, at some point, maybe somehow start the process to denuclearize North Korea – and the memories of a summit that wasn’t as successful for him as he claims it was.


La cumbre fue más exitosa para Kim que para Trump

El presidente Trump describió la cumbre de EE. UU.-Corea del Norte (ver historia relacionada) el martes (12 de junio) en Singapur como un gran éxito.
Sólo el tiempo determinará el éxito de la cumbre. Pero por ahora, parece que la cumbre fue más exitosa para el líder norcoreano Kim Jong Un que para Trump.
En base a la poca cantidad de información que se ha publicado, el único resultado importante de la cumbre es la comprensión de que Corea del Norte comenzará a trabajar hacia la desnuclearización. Para que Kim acepte ese término, se informa que el presidente Trump acordó terminar con ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur.
Claramente, Corea del Norte acordó desnuclearizar es un éxito. Sin embargo, un examen más detallado del acuerdo muestra cuán poco claro es el futuro. Por ejemplo, no ha habido ningún acuerdo sobre los detalles de cómo lograr o verificar esa desnuclearización. Ni siquiera hay una fecha de inicio del acuerdo firmado por el presidente Trump.
En términos de imagen pública, sin embargo, el evento fue claramente una gran victoria para Corea del Norte. Kim recibió reconocimiento internacional que ninguno de sus predecesores había recibido alguna vez. Fue recibido con celebraciones y con la prensa internacional esperando informar sobre la cumbre. Eso está muy lejos de hace unos meses, cuando el dictador norcoreano habría sido encarcelado si hubiera dejado su país.
Al presidente Trump no le fue tan bien. No sólo estuvo de acuerdo en encontrarse con uno de los dictadores más malvados de la historia moderna, sino que también lo elogió. Trump afirmó que el líder norcoreano tiene una gran personalidad y dijo que “absolutamente” invitaría a Kim a la Casa Blanca.
El ex vicepresidente Joe Biden lo explicó mejor cuando le dijo a la prensa: “Hablar con los dictadores es una cosa; alagarlo es otra. “De hecho, el líder del mundo libre nunca debe dar tantos elogios al líder de un país donde la gente tiene pocos derechos.
Así que ahora, Kim se dirige a casa con una foto de su bandera y la bandera de EE. UU. en el escenario, una foto de él abrazando al presidente Trump y un acuerdo firmado que establece que Estados Unidos suspenderá los ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur. También se dirige a casa con una imagen pública más saludable.
El presidente Trump, mientras tanto, regresa a la Casa Blanca con un acuerdo para, en algún momento, quizás iniciar de alguna manera el proceso de desnuclearización de Corea del Norte, y los recuerdos de una cumbre que no fue tan exitosa para él como dice que fue .

Share:

More Posts

Send Us A Message

Related Posts

Cuando miente el presidente

By Jorge Ramos El Presidente de Estados Unidos ha vuelto a mentir. Y sus mentiras podrían haber costado muchas vidas. Donald Trump ha mentido no

%d bloggers like this: