Divulgando la cultura en dos idiómas.

Back to school in a pandemic

For the second consecutive year, the start of school is fraught with more-than-usual anxiety and uncertainty. The coronavirus pandemic continues to bedevil school district officials, educators, parents and students who are all facing unique challenges. With the fast-spreading new Covid-19 Delta variant and ever-changing public health recommendations, educators and parents are making new calculations about personal risk to students on an almost-daily basis.
Having virtually total control over their kids’ daily school and study schedules during last year’s remote learning taught parents eye-opening lessons: Schools aren’t daycare, and teachers aren’t babysitters. As a result, many parents this year are recalibrating their role in their kids’ academic life. According to the Back-to-School Survey 2021, 82 percent of parents polled plan to be more involved than in the past with their children’s schooling; 92 percent believe that their kids will require additional support; 80 percent look forward to getting their kids to participate in extracurricular activities; and 79 percent anticipate getting their kids back to school sports.
As in-person school resumes this year, albeit with a new “normal,” kids are liable to be more anxious than usual. They may be worried, feel separation anxiety, have a lot of questions, fear that other people aren’t safe or experience difficulty falling asleep. Dr. Carmen Lopez-Arvizu, medical director of the psychiatric mental health clinic at the Kennedy Krieger Institute in Baltimore, Md., advises parents to inform themselves of the school district’s Covid-19 safety guidelines and prepare their kids before the first day of school in a calm, positive manner so kids feel secure.
“Be aware,” Lopez-Arvizu warns parents, “how (you) transmit this information to (your) children affects how the children respond to it.”
The prevailing uncertainty and constant change drive anxiety, she said, and advises parents to communicate clearly that they have their kids’ safety in mind.
“Finally,” she said, “validate children’s feelings and worries, and then work together to problem solve.”
Experts offer these tips for parents to ease the transition back to in-person learning. Encourage kids to talk about their fears and really listen. Ease into a routine ahead of school starting. Take a walk around the school and inside if it’s accessible. Practice separating. Encourage flexibility so that kids can more easily adjust if remote or hybrid learning has to be reinstituted. And finally, know when to seek professional help with kids who aren’t coping with the pressures of separation, Covid-19-related safety measures or in-person learning.
With the rise of the Covid-19 Delta variant, schools and families will once more be breaking new ground. The 2021-2022 school year will again be like no other. It presents a unique opportunity for parents to foster resiliency and independence in their kids and faith that they can recognize what they can control and do something about. With the love and support of parents, kids stand a better chance of proceeding with the new school year confidently and thoughtfully and rise to the historic challenges they face.

Nota bene:
Read the Back-to-School Survey 2021 online at
https://www.parents.com/kids/education/back-to-school/the-parents-guide-to-back-to-school-2021/


Regreso a la escuela en una pandemia

Por segundo año consecutivo, el comienzo de la escuela está plagado de ansiedad e incertidumbre más de lo habitual. La pandemia del coronavirus continúa atormentando a los funcionarios del distrito escolar, educadores, padres y estudiantes que enfrentan desafíos únicos. Con la nueva variante Delta del Covid-19 de rápida difusión y las recomendaciones de salud pública en constante cambio, los educadores y los padres están haciendo nuevos cálculos sobre el riesgo personal para los estudiantes casi a diario.
Tener un control prácticamente total sobre los horarios escolares y de estudio diarios de sus hijos durante el aprendizaje remoto del año pasado les enseñó a los padres lecciones reveladoras: las escuelas no son guarderías y los maestros no son niñeras. Como resultado, este año muchos padres están recalibrando su papel en la vida académica de sus hijos. Según la Encuesta de Regreso a la Escuela 2021, el 82 por ciento de los padres encuestados planean involucrarse más que en el pasado con la educación de sus hijos; el 92 por ciento cree que sus hijos necesitarán apoyo adicional; el 80 por ciento espera que sus hijos participen en actividades extracurriculares; y el 79 por ciento prevé que sus hijos vuelvan a los deportes escolares.
A medida que la escuela en persona se reanuda este año, aunque con una nueva “normalidad”, los niños tienden a estar más ansiosos de lo habitual. Pueden estar preocupados, sentir ansiedad por separación, tener muchas preguntas, temer que otras personas no estén seguras o experimentar dificultades para conciliar el sueño. La Dra. Carmen López-Arvizu, directora médica de la clínica de salud mental psiquiátrica del Instituto Kennedy Krieger en Baltimore, Maryland, aconseja a los padres que se informen sobre las pautas de seguridad contra el Covid-19 del distrito escolar y que preparen a sus hijos antes del primer día de clases de una manera tranquila y positiva para que los niños se sientan seguros.
“Tenga en cuenta”, advierte López-Arvizu a los padres, “que cómo (usted) transmite esta información a (sus) hijos afecta la forma en que los niños responden a ella”.
La incertidumbre prevaleciente y el cambio constante impulsan la ansiedad, dijo, y aconseja a los padres a que comuniquen claramente que tienen en mente la seguridad de sus hijos.
“Finalmente”, dijo, “valide los sentimientos y preocupaciones de los niños, y luego trabajen juntos para resolver el problema”.
Los expertos ofrecen estos consejos a los padres para facilitar la transición de regreso al aprendizaje en persona. Anime a los niños a hablar sobre sus miedos y a escucharlos de verdad. Adopte una rutina antes del comienzo de la escuela. Dé un paseo por la escuela y por su interior si es posible. Practique la separación. Fomente la flexibilidad para que los niños puedan adaptarse más fácilmente si es necesario restablecer el aprendizaje remoto o híbrido. Y, finalmente, sepa cuándo buscar ayuda profesional con niños que no están lidiando con las presiones de la separación, las medidas de seguridad relacionadas con Covid-19 o el aprendizaje en persona.
Con el surgimiento de la variante Delta, las escuelas y las familias una vez más abrirán nuevos caminos. El año escolar 2021-2022 volverá a ser como ningún otro. Presenta una oportunidad única para que los padres fomenten la resistencia y la independencia en sus hijos y la fe de que pueden reconocer lo que pueden controlar y hacer algo al respecto. Con el amor y el apoyo de los padres, los niños tienen más posibilidades de seguir adelante con el nuevo año escolar con confianza y consideración y superar los desafíos históricos que enfrentan.

Nota bene:
Lea la Encuesta de Regreso a la Escuela 2021 en línea en https://www.parents.com/kids/education/back-to-school/the-parents-guide-to-back-to-school-2021/.

Share:

More Posts

Deportes y más deportes….

Clásico en la final sudamericanaBrasil y Argentina disputarán la gran final de la Copa América 2021 que se disputa en Brasil.Los locales llegaron a esta

Related Posts