fbpx

Divulgando la cultura en dos idiómas.

En la escuela de Jesus 09.27.18




Querida FAMILIA DOS MUNDOS, este es mi último ARTICULO en el periódico, sabiendo que el padre ANDRES MORENO a partir del mes de Octubre continuará escribiendo. Les comparto algunas palabras que dije el día viernes 21 de Septiembre en la Santa Misa de Acción de gracias, me dicen gracias pero soy yo el que debo darles las gracias y agradezco a Dios el tener el privilegio de ser parte de esta Arquidiócesis de Kansas City, en Kansas, y de sus familias, también en los libros de Bautismos y Matrimonios, pero también en la vida de muchas personas en la Confesión, en el Sacramento de la Unción de los enfermos, como en otros momentos. Doy gracias a Dios por esta oportunidad de haber estado aquí prestando un servicio Misionero, a mi Madre la Virgencita bajo diferentes advocaciones el cuidarme, al Señor Arzobispo Joseph F. Naumann y cada uno de mis hermanos sacerdotes de la Arquidiócesis, al Diacono Keit, a las comunidades religiosas, masculinas y femeninas y a cada uno de ustedes de diferentes parroquias, sé que a muchos no conozco directamente pero son el alma de mi sacerdocio, no hay sacerdote sin Eucaristía no hay Eucaristía sin Sacerdote y sin comunidad. Gracias por confiar en mí, gracias por su cariño, gracias a quienes me apoyaron y hasta los que no porque me hicieron más fuerte y valiente. Créanme que me llevo mucho más de lo que dejo. Gracias por sus palabras, mensajes en las redes sociales, escritas con su puño y letra y seguramente con algunas lagrimas, por sus invitaciones a comer, quiero que sepan que han llegado a mi corazón. Gracias por cada detalle que me han dado, por más sencillo que sea y sobre todo por sus ORACIONES, porque sé que oran por mí y por todos los sacerdotes.
Yo siempre he creído que la misión del SACERDOTE es florecer donde se encuentre dejando un poco mejor las cosas y que la Luz de Cristo brille en las tinieblas, donde mi amado Jesucristo, sea conocido, amado, celebrado, seguido y servido.
Pido disculpas y a la vez perdón por mis errores y limitaciones, por mis anti testimonios, ustedes me ayudaron a valorar el Sacramento del Sacerdocio, pienso que de la mayoría he aprendido algo.
Los animo a seguir apoyando a sus sacerdotes en la parroquia que ustedes asisten, no los dejen solos, siempre tengan sentido de identidad y pertenencia, no olviden el valor de la obediencia y sepan perseveran en su fe y en el amor a la Iglesia católica, que Cristo fundo, anclados a ella, es un tiempo propicio para ser auténticos cristianos.
El éxito no radica en tener fama, fortuna y poder, el éxito consiste en dejar este mundo un poco mejor de lo que lo encontramos, es decir, dejar una buena huella en la vida.
El tiempo de Dios es perfecto. Espero hacer una peregrinación a Colombia próximamente, donde muchos de ustedes puedan ir a conocer este hermoso país, para mí sería muy grato que se dieran esa oportunidad y verlos allá. A todos los que me ayudaron espiritual o materialmente siempre estarán en mis oraciones. Están en mi corazón y cuentos con sus oraciones, por sé que la ORACION TIENE PODER.
PAZ Y BIEN PARA TODOS, con amor de hermano en Cristo, el padre Oscar Garavito.

Share:

More Posts

Send Us A Message

Related Posts

%d bloggers like this: