fbpx

Divulgando la cultura en dos idiómas.

Oscar-nominated film spotlights ongoing social issue in Mexico




By Tere Siqueira

An Academy Award-nominated movie is drawing attention to a social issue in Mexico: racial inequality.
The film is called “Roma.” Directed, written, co-produced, filmed and co-edited by Mexican native Alfonso Cuaron, the period drama was released in the summer of 2018 to critical acclaim. It has received 10 nominations for Academy Awards. The latest Academy Awards ceremony is set for Feb. 24 in Hollywood, California.
Set during the early 1970s, Cuaron’s film is based on the life of his family’s maid when he was a child and tries to represent the struggles that low-income and indigenous people suffer in Mexico. Prejudice against Mexico’s indigenous population is still seen as a problem in 2019.
Ironically, most Mexicans acknowledge their indigenous roots. Most Mexicans self-identify as mixed race because of their ancestry, which generally includes European, African and indigenous heritage. However, the highest-paying jobs often go to those with the lightest skin, meaning darker skinned indigenous people are often passed over for those jobs.
Research has shown that race is an influence on a Mexican citizen’s potential for economic and educational attainment. The 2017 National Household Survey showed that Mexicans who were classified with darker skin tones had lower levels of education and were worse off economically than lighter skinned people.
Moreover, AmericasBarometer data shows that Mexicans with the lightest skin tones complete 11 years of schooling on average, while dark-skinned citizens finish an average of only 5.3 years of education. In addition, a report from the National Institute of Statistics shows that white-skinned people represent 27 percent of all white-collar workers and only 5 percent of the agricultural sector. Research also has shown that the effects of skin tone in Mexico are stronger than those of any other socioeconomic variables, suggesting that one’s skin color will predetermine one’s economic and educational levels of achievement.


Una película nominada al Oscar destaca un problema social vigente en México

Una película nominada al Premio de la Academia está llamando la atención sobre un tema social en México: la desigualdad racial.
La película se llama “Roma”. Dirigida, escrita, co-producida, filmada y coeditada por el mexicano Alfonso Cuarón, el drama del período se estrenó en el verano del 2018 y fue aclamado por la crítica. Ha recibido 10 nominaciones a los premios de la Academia. La última ceremonia de los premios de la Academia está programada para el 24 de febrero en Hollywood, California.
Establecida a principios de la década de 1970, la película de Cuarón se basa en la vida de la empleada doméstica de su familia cuando era un niño y trata de representar las luchas que sufren las personas de bajos ingresos e indígenas en México. El prejuicio contra la población indígena de México todavía se considera un problema en el 2019.
Irónicamente, la mayoría de los mexicanos reconocen sus raíces indígenas. La mayoría de los mexicanos se auto identifican como raza mixta debido a su ascendencia, que generalmente incluye herencia europea, africana e indígena. Sin embargo, los trabajos mejor pagados a menudo van a quienes tienen la piel más clara, lo que significa que las personas indígenas de piel más oscura a menudo se pasan por alto para esos trabajos.
Las investigaciones han demostrado que la raza influye en el potencial de los ciudadanos mexicanos para obtener logros económicos y educativos. La Encuesta Nacional de Hogares del 2017 mostró que los mexicanos clasificados con tonos de piel más oscuros tenían niveles más bajos de educación y estaban peor económicamente que las personas de piel más clara.
Además, los datos del Barómetro de las Américas muestran que los mexicanos con los tonos de piel más claros completan un promedio de 11 años de estudios escolares, mientras que los ciudadanos de piel oscura finalizan un promedio de solo 5.3 años de educación. Además, un informe del Instituto Nacional de Estadísticas muestra que las personas de piel blanca representan el 27 por ciento de todos los trabajadores de cuello blanco y sólo el 5 por ciento del sector agrícola. La investigación también ha demostrado que los efectos del tono de la piel en México son más fuertes que los de cualquier otra variable socioeconómica, lo que sugiere que el color de la piel predetermina los niveles de rendimiento económico y educativo.

 

Share:

More Posts

Send Us A Message

Related Posts

%d bloggers like this: