fbpx

Divulgando la cultura en dos idiómas.

Why you should spend more time outdoors – at the office




By Brian Krenke

Americans don’t get out much anymore. We’re indoors for 90 percent of each day, according to the Environmental Protection Agency.    
For a big chunk of that time, many of us are behind a desk. One study found that just one-quarter of office workers spent more than an hour outside each day.
Research shows that people who are cooped up all day have less energy and worse moods. That’s bad news not just for them but also for their employers. After all, a happy, energetic worker is more productive.
Consequently, employers ought to encourage their staffers to spend more time outdoors during the workday. Oddly enough, urging employees to log fewer minutes at their workstations can yield better outcomes for bosses.
Our indoor existence is hazardous to our health. Electrical lighting disrupts our natural circadian rhythms, which makes it harder to sleep. Limited exposure to sunlight can lead to depression.  
Just a bit of time outdoors can counteract these negative health outcomes. One 2010 study found that even a five-minute walk outside can boost mood and self-esteem.  
Greenery can be particularly effective medicine. According to one study, a 90-minute stroll through nature decreased negative thinking more than a walk for the same amount of time in a city. Research out last year found that exposure to greenery reduces the risk of cardiovascular disease, type 2 diabetes, and other illnesses.  
A University of Pennsylvania study found that giving communities access to green spaces like small gardens or parks reduced feelings of depression by over 40 percent.
Harnessing the mood-altering power of nature at the office is one way for employers to ensure their workers are in the right state of mind and performing their best.
Managers can’t let their teammates spend the bulk of the workday wandering around outside. But with the right design, employers can empower people to work productively outdoors.
That design need not be fancy—outdoor patios, small gardens, picnic tables with umbrellas, and laptops that can be checked out. The biggest hurdle for many companies may be cultural—embracing the idea that work can get done outside.
Tech companies have been among the earliest adopters of this approach. KI Furniture recently conducted interviews with almost 400 architecture and design experts at the fastest-growing tech companies. They found that 40 percent of these firms already have outdoor workspaces.  
There are also plenty of ways to bring nature into the office. The technical term for this approach is “biophilic design,” and it can deliver significant benefits. Employees in offices that incorporate natural elements are 15 percent more productive than those in offices without them.
Employers aren’t just depositing potted plants all over the office – though that can help. McDonald’s has built a plant-covered wall in its new Chicago home base.   
Amazon has famously taken biophilic design to the next level. The three Spheres – 90-feet tall, dome-shaped offices that double as greenhouses let up to 800 people at its Seattle headquarters work in a veritable forest full of plants and trees.  
Not every company can build a jungle inside its offices. But when something as simple as scattering plants throughout a building can increase well-being by 40 percent, it’s worth it for employers to explore how they can make the great outdoors a bigger part of their workday.
Brian Krenke is CEO of KI Furniture (www.ki.com).


Por qué debería pasar más tiempo al aire libre… en la oficina

Los estadounidenses ya no pasan mucho tiempo afuera. Estamos adentro durante el 90 por ciento de cada día, según la Agencia de Protección Ambiental.
Por la mayor parte de ese tiempo, muchos de nosotros estamos detrás de un escritorio. Un estudio encontró que sólo una cuarta parte de los empleados de oficina pasaban más de una hora afuera cada día.
Las investigaciones muestran que las personas que pasan todo el día adentro tienen menos energía y están de peor humor. Esas son malas noticias no sólo para ellos sino también para sus empleadores. Después de todo, un trabajador feliz y energético es más productivo.
En consecuencia, los empleadores deberían alentar a sus empleados a pasar más tiempo al aire libre durante la jornada laboral. Por extraño que parezca, instar a los empleados a registrar menos minutos en sus estaciones de trabajo puede producir mejores resultados para los jefes.
Nuestra existencia adentro es peligrosa para nuestra salud. La luz eléctrica interrumpe nuestros ritmos circadianos naturales, lo que hace que sea más difícil dormir. La exposición limitada a la luz solar puede llevar a la depresión.
Sólo un poco de tiempo al aire libre puede contraatacar estos resultados de salud negativos. Un estudio del 2010 encontró que incluso una caminata de cinco minutos al aire libre puede mejorar el estado de ánimo y el autoestima.
Las áreas verdes pueden ser una medicina particularmente efectiva. Según un estudio, un paseo de 90 minutos por la naturaleza disminuyó el pensamiento negativo más que un paseo por la misma cantidad de tiempo en una ciudad. Una investigación realizada el año pasado encontró que la exposición a áreas verdes reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y otras enfermedades.
Un estudio de la Universidad de Pennsylvania encontró que dar acceso a las comunidades a espacios verdes como pequeños jardines o parques reducía los sentimientos de depresión en más del 40 por ciento.
Aprovechar el poder de la naturaleza que altera el estado de ánimo en la oficina es una forma en que los empleadores pueden asegurarse de que sus trabajadores se encuentren en el estado de ánimo correcto y estén dando lo mejor de sí.
Los gerentes no puede dejar que sus compañeros de equipo pasen la mayor parte de la jornada laboral deambulando por el exterior. Pero con el diseño correcto, los empleadores pueden capacitar a las personas para que trabajen al aire libre de manera productiva.
Ese diseño no tiene por qué ser elegante—patios al aire libre, jardines pequeños, mesas de picnic con sombrillas y computadores portátiles que pueden ser pedidas. El mayor obstáculo para muchas compañías puede ser cultural: abrazar la idea de que el trabajo puede hacerse afuera.
Las empresas de tecnología han estado entre las primeras en adoptar este enfoque. KI Furniture recientemente realizó entrevistas con casi 400 expertos en arquitectura y diseño en las empresas de tecnología de más rápido crecimiento. Encontraron que el 40 por ciento de estas empresas ya tienen espacios de trabajo al aire libre.
También hay muchas maneras de llevar la naturaleza a la oficina. El término técnico para este enfoque es “diseño biofílico” y puede ofrecer beneficios significativos. Los empleados en oficinas que incorporan elementos naturales son 15 por ciento más productivos que aquellos en oficinas sin ellos.
Los empleadores no sólo están poniendo plantas en macetas por toda la oficina, aunque eso puede ayudar. McDonald’s ha construido una pared cubierta de plantas en su nueva base de operaciones en Chicago.
Amazon ha llevado el diseño biofílico al siguiente nivel. Las tres Esferas: oficinas de 90 pies de altura, con forma de cúpula, que se doblan como invernaderos, permiten que 800 personas en su sede de Seattle trabajen en un verdadero bosque lleno de plantas y árboles.
No todas las compañías pueden construir una jungla dentro de sus oficinas. Pero cuando algo tan simple como dispersar plantas en un edificio puede aumentar el bienestar en un 40 por ciento, vale la pena que los empleadores exploren cómo pueden hacer que los espacios al aire libre sean una parte más importante de su jornada laboral.

 

Share:

More Posts

Send Us A Message

Related Posts

Season of civic spirit

As Hispanic citizens of this great country, it’s a privilege and incumbent upon us right now to channel our positive energies into assertive civic participation.

%d bloggers like this: