Divulgando la cultura en dos idiómas.

Talking about our driving

Our driving is getting deadlier

It’s been 38 years since Kansas City, Mo., saw as many traffic fatalities as in 2017. As of Dec. 26, the death toll from crashes on KC roadways stood at 99. That’s 45.6 percent higher than the 2016 total of 68 recorded traffic fatalities. What’s behind the deadly upsurge? Police point to several factors.
Officers are issuing fewer speeding tickets. Because of the exploding homicide rate, murder investigations are siphoning increasingly more officers from traffic patrols. Police are conducting fewer sobriety checkpoints to stop impaired drivers as a result of a state funding cut.
And state legislators have so far declined to ban texting and driving, making Missouri one of only three states without such a ban. In neighboring Iowa, where a new law went into effect in July, the number of traffic-related deaths fell by 21 percent from 398 in 2016 to 329 in 2017 (as of Dec. 29).
Police and traffic safety specialists also cite motorist behavior as a major factor. Motorists are driving faster, more aggressively and more carelessly. More people are driving while impaired, failing to use seat belts, driving while distracted or ignoring traffic laws or traffic signals. Too few motorists adjust their headlights, speed and following distances according to road surface, visibility and weather conditions.
We’re all invested in reversing the deadly trend in traffic fatalities. People who live and/or work in Kansas City can lobby police in favor of rigorous traffic patrols and sobriety checkpoints. Missouri residents can urge their state legislators to enact a tough law on texting while driving.
Driving is a privilege with responsibilities. It’s incumbent on every one of us who gets behind the wheel of a motor vehicle to drive safely, defensively and responsibly. Buckle up. Avoid driving when drunk, drugged or drowsy. Attune headlights, speed and following distances to prevailing conditions. Observe traffic laws and traffic signals. Pull over to a safe area and phone authorities to report a dangerous or impaired driver.
According to the National Safety Council, alcohol, speeding and distracted driving are the three main causes of traffic fatalities. Let’s enfeeble their ability to imperil our thoroughfares. We’ve got the power.

___________________________________________________________________________________________________

Hablando de nuestra manera de manejar
Nuestra manera de manejar es cada vez más mortal
Han pasado 38 años desde que Kansas City, Mo., haya pasado por la misma cantidad de muertes de tránsito que en 2017. Hasta el 26 de diciembre, la cifra de accidentes en las carreteras de KC era de 99. Eso es 45.6 por ciento más que el total de 68 accidentes registrados en el 2016. ¿Qué hay detrás del aumento de muertes? La policía apunta a varios factores.
Los oficiales están emitiendo menos multas por exceso de velocidad. Debido a la creciente tasa de homicidios, las investigaciones de homicidios están desviando cada vez más oficiales de las patrullas de tráfico. La policía está realizando menos controles de sobriedad para detener a los conductores discapacitados como resultado de un recorte de fondos estatales.
Y los legisladores estatales hasta ahora se han negado a prohibir los mensajes de texto y la conducción, por lo que Missouri es uno de los únicos tres estados sin tal prohibición. En el vecino Iowa, donde entró en vigencia una nueva ley en julio, el número de muertes relacionadas con el tránsito disminuyó en un 21 por ciento, de 398 en el 2016 a 329 en el 2017 (hasta el 29 de diciembre).
La policía y los especialistas en seguridad vial también mencionan el comportamiento de los automovilistas como un factor principal. Los automovilistas conducen más rápido, con más agresividad y descuido. Cada vez hay más personas que conducen con discapacidad, no usan el cinturón de seguridad, manejan distraídos o ignoran las leyes de tránsito o las señales de tránsito. Muy pocos conductores ajustan sus faros, velocidad y distancias de acuerdo con la superficie de la carretera, la visibilidad y las condiciones climáticas.
Todos estamos invertidos en revertir la tendencia mortal en muertes de tráfico. Las personas que viven y/o trabajan en Kansas City pueden presionar a la policía a favor de rigurosas patrullas de tráfico y puntos de control de sobriedad. Los residentes de Missouri pueden insistir a sus legisladores estatales a promulgar una ley estricta sobre mensajes de texto mientras conducen.
Conducir es un privilegio con responsabilidades. Conducir de forma segura, defensiva y responsable nos incumbe a cada uno de nosotros que nos ponemos detrás del volante de un automóvil. Use el cinturón de seguridad. Evite conducir cuando está borracho, drogado o somnoliento. Coordine los faros, la velocidad y las distancias entre coches a las condiciones vigentes. Observe las leyes de tránsito y señales de tráfico. Acérquese a un área segura y llame a las autoridades para reportar un conductor peligroso o dañado.
De acuerdo con el Consejo Nacional de Seguridad, el alcohol, el exceso de velocidad y la conducción distraída son las tres causas principales de muertes por accidentes de tránsito. Debilitemos su capacidad de poner en peligro nuestras avenidas. Tenemos el poder.

 

Share:

More Posts

Desesperados por escapar

La retirada apresurada y mal planificada de Estados Unidos de las tropas estadounidenses de Afganistán ha desencadenado una evacuación caótica de ciudadanos extranjeros y afganos

Related Posts