Divulgando la cultura en dos idiómas.

María Marin: Tres poderosas razones para abrazar más

¿Cuándo fue la última vez que te fundiste en un fuerte abrazo? Quizás fue tan reciente como esta mañana, tal vez al despedir el 2023 o ni tan siquiera recuerdas. Independientemente de cuál fue ese momento, te invito a que te propongas abrazar más este nuevo año, pues más allá de provocarte amor, felicidad, consuelo, afecto o aceptación, ese contacto humano es increíblemente poderoso para la salud de tu cuerpo, mente y espíritu.
Reduce estrés y ansiedad: Se sabe que los abrazos ayudan a sentirse en calma, pero pocos conocen que quienes reciben más abrazos tienen una presión arterial y un ritmo cardiaco más bajos durante situaciones tensas. Pero “ojo” con la extensión de tus abrazos, pues sí haces como la mayoría de la gente, que sólo abraza por tres segundos, no verás los mismos resultados. Abrazar por 10 segundos o más aumenta la hormona de la oxitocina, reduciendo los químicos estresantes como el cortisol y reduciendo la presión arterial. Además, ese contacto humano libera serotonina y dopamina, los neurotransmisores responsables de levantar el estado de  ánimo, provocar felicidad y sentir placer.
Fortalece la relación de pareja y mantiene hijos sanos:  Abrazarse diariamente y tras  cada momento de intimidad no solo aumenta la afectividad entre la pareja, sino que hace sentir una sensación mayor de unión, complicidad y seguridad. Y si descansan acurrucados mejor aún, pues estudios han confirmado que dormir abrazados reduce el nivel de cortisol, estrés y ansiedad; además aumenta neurotransmisores como la serotonina y la oxitocina, levantando el ánimo y aumentando la confianza. En cuanto a los hijos, abrazarlos diariamente, no solo crea vínculos afectivos y ayuda el desarrollo cognitivo, emocional y físico de ellos; también crecen más resilientes.
Extiende la vida: Más allá de ayudar a dormir mejor, aliviar el miedo y reducir el dolor, “vivir abrazados” tiene el poder de extender años. En un estudio realizado en Cánada, personas mayores de 65 años que recibían abrazos a diario o casi todos los días fueron más longevas que aquellas que nunca o pocas veces tenían contacto con un ser querido. Claramente, lo dijo el autor Paulo Coelho: “Dice la tradición que cada vez que abrazamos de verdad a alguien, ganamos un día de vida”. Este 2024, abraza mucho y fuerte.
Para más motivación visiten: www.mariamarin.com, Facebook: Maria Marin, Twitter: @maria_marin, Instagram: @mariamarinmotivation, Tik Tok:mariamarinmotivation, YouTube: Maria Marin 

Share:

More Posts

How to avoid holiday scams

Commentary by Tere Siqueira The holiday season is a time of joy.Unfortunately, this festive time also is ripe for scammers looking to take advantage of

Related Posts