Divulgando la cultura en dos idiómas.

Remembering Bob Dole

Bob Dole

In his pioneering personal development tome, Self Help; With Illustrations of Character and Conduct published in 1859, Scottish writer, Samuel Smiles noted, “Some men leave no memorial but a world made better by their lives.” Bob Dole of Kansas, who died Dec. 5, achieved both.
The 98-year-old Russell native’s lengthy and many-sided résumé insinuates how the world was made better by his life and how he managed to touch so many lives. In his professional capacity, Dole worked as a lawyer and served as a county prosecutor, state representative, U.S. senator from Kansas and Senate majority leader. In separate elections, he ran for vice president and for president.
After leaving the Senate, Dole chaired the International Commission on Missing Persons and the National World War II Memorial fundraising campaign for which he helped raise about $200 million. He championed the cause of men’s health issues including the importance of prostate exams.
Both in office and after, Dole was an astute paladin for compassionate causes such as providing equal access for people with disabilities through his advocacy for passage of the Americans with Disabilities Act; proposing sign language interpreters for White House visitors; sponsoring and championing animal welfare legislation benefitting domestic, farm and research animals; expanding the National School Lunch Program; personally supporting families of children with special needs through Special Olympics Kansas; welcoming U.S. military veterans to the World War II Memorial in Washington; proposing statehood for Puerto Rico; improving the U.S. military’s healthcare system; helping individuals with disabilities find employment by establishing the Dole Foundation; recognizing the contributions and importance of the nation’s Hispanic population; supporting the formation of the U.S. Hispanic Chamber of Commerce; promoting “the ideal that politics is an honorable profession” through his contribution to the Robert J. Dole Institute of Politics; and much, much more.
Dole was a decorated World War II hero, permanently disabled by the wounds he sustained. The former star high school athlete returned from battle in a body cast. It took 39 months and seven surgeries to restore functional mobility.
One of four children, Dole had been born and raised in a humble home in north-central Kansas during the Great Depression and Dust Bowl. Because times were so hard, the siblings sometimes had to share a bedroom.
Later, when he enrolled in the University of Kansas, Dole became the first in his family to attend college. He worked various jobs to support himself while pursuing a degree.
When Pearl Harbor was attacked, Dole enlisted in the Army Reserve Corps. Two years later, he was called to active duty and entered officer candidate school. In February 1945, he deployed to Italy in the 10th Mountain Division. In April, he was wounded by enemy fire while retrieving his platoon’s radio man. Dole was so gravely wounded that he was left on the battlefield for dead.
As eulogists at memorial services in Washington and Kansas rightly pointed out, Bob Dole uniquely personified his beloved state’s motto, “To the stars through difficulties.”


Recordando a Bob Dole

En su tomo pionero sobre desarrollo personal, Self Help; Con las ilustraciones de carácter y conducta publicadas en 1859, el escritor escocés Samuel Smiles señaló: “Algunos hombres no dejan un monumento sino un mundo mejorado con sus vidas”. Bob Dole, de Kansas, quien murió el 5 de diciembre, logró ambos.
El extenso y variado currículum del nativo de Russell, de 98 años, insinúa cómo el mundo mejoró con su vida y cómo logró tocar tantas vidas. En su capacidad profesional, Dole trabajó como abogado y se desempeñó como fiscal del condado, representante estatal, senador estadounidense por Kansas y líder de la mayoría del Senado. En elecciones separadas, se postuló para vicepresidente y presidente.
Después de dejar el Senado, Dole presidió la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas y la campaña de recaudación de fondos del Monumento Nacional a la Segunda Guerra Mundial, para la cual ayudó a recaudar alrededor de $200 millones. Defendió la causa de los problemas de salud de los hombres, incluida la importancia de los exámenes de próstata.
Tanto en el cargo como después, Dole fue un paladín astuto de las causas compasivas como brindar igualdad de acceso a las personas con discapacidades a través de su defensa de la aprobación de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades; proponer intérpretes de lenguaje de señas para los visitantes de la Casa Blanca; patrocinar y defender la legislación sobre bienestar animal en beneficio de los animales domésticos, de granja y de investigación; ampliar el Programa Nacional de Almuerzos Escolares; apoyar personalmente a las familias de niños con necesidades especiales a través de Special Olympics Kansas; dar la bienvenida a los veteranos militares estadounidenses al Memorial de la Segunda Guerra Mundial en Washington; proponer el estatus de estado para Puerto Rico; mejorar el sistema de salud del ejército estadounidense; ayudar a las personas con discapacidades a encontrar empleo mediante el establecimiento de la Fundación Dole; reconocer las contribuciones y la importancia de la población hispana de la nación; apoyar la formación de la Cámara de Comercio Hispana; promover “el ideal de que la política es una profesión honorable” a través de su contribución al Instituto de Política Robert J. Dole; y mucho, mucho más.
Dole era un héroe condecorado de la Segunda Guerra Mundial, permanentemente discapacitado por las heridas que sufrió. El ex atleta estrella de la escuela secundaria regresó de la batalla con un yeso corporal. Fueron necesarios 39 meses y siete cirugías para restaurar la movilidad funcional.
Dole, uno de cuatro hijos, nació y se crió en un hogar humilde en el centro-norte de Kansas durante la Gran Depresión y el Dust Bowl. Debido a que los tiempos eran tan duros, los hermanos a veces tenían que compartir dormitorio.
Más tarde, cuando se inscribió en la Universidad de Kansas, Dole se convirtió en el primero de su familia en asistir a la universidad. Trabajó en varios trabajos para mantenerse a sí mismo mientras estudiaba.
Cuando Pearl Harbor fue atacado, Dole se alistó en el Cuerpo de Reserva del Ejército. Dos años más tarde, fue llamado al servicio activo y entró en la escuela de candidatos a oficiales. En febrero de 1945, se desplegó en Italia en la 10ª División de Montaña. En abril, fue herido por fuego enemigo mientras recuperaba al hombre de radio de su pelotón. Dole resultó tan gravemente herido que lo dejaron en el campo de batalla por muerto.
Como señalaron acertadamente los elogios en los servicios conmemorativos en Washington y Kansas, Bob Dole personificó de manera única el lema de su amado estado: “A las estrellas a través de las dificultades”.

Share:

More Posts

How to plan a memorable summer

¿Cómo planificar un verano memorable? El clima más cálido significa que se acerca el verano, lo que le permite planificar momentos divertidos con sus seres

Related Posts

Cosas esenciales para un Road Trip

No hay nada como la sensación de libertad al recorrer un país al volante. Eso sí, los preparativos pueden causarnos algún que otro quebradero de