fbpx

Divulgando la cultura en dos idiómas.

Control de medios, altercado entre la policía y civiles desata protesta




charlotte

Otro tiroteo entre un civil afroamericano y un oficial de policía ha provocado protestas y disputas – llamando la atención de los principales medios de comunicación.
El tiroteo sucedió el martes (20 de septiembre) en el estacionamiento de un complejo de apartamentos en University City, Carolina del Norte, que es descrito por Wikipedia como “una ciudad vanguardista” que se encuentra dentro de las frontera de Charlotte – la ciudad más poblada de Carolina del Norte. El hombre que murió llamado Keith Lamont Scott, era un padre de 43 años de edad, que recibió un disparo tras un altercado con los agentes de policía al salir de su vehículo. De acuerdo con CNN, el hombre que disparó era Brentley Vinson, un oficial de policía de Charlotte-Mecklenburg  -también afroamericano.
Durante una conferencia de prensa el miércoles (21 Sept.), que fue cubierta por varios medios de comunicación, Kerr Putney el jefe de policía de Charlotte-Mecklenburg afirmó que el uso de la fuerza fue justificado pues presuntamente Scott estaba armado y era peligroso. Según el New York Times, Putney mencionó que  “Los agentes estaban dando órdenes verbales fuertes y claras”. “El sospechoso salió del vehículo con un arma de fuego, amenazando a los oficiales.”
Pero como CNN y el Times informaron el miércoles, parientes de Scott están reclamando que el sospechoso tenía un libro, no un arma de fuego. Pero Putney afirmó que no había ningún libro en el lugar del incidente.
Independientemente de si Scott estaba o no armado, la actitud de la policía hacia los afroamericanos que deben proteger y servir, tiene que cambiar, Corine Mack, presidenta NAACP del condado Branch Nº 5376 en Charlotte-Mecklenburg, sugirió en sus declaraciones  para CNN.
“Parece como si nuestras vidas no importaran”, de acuerdo con la agencia de noticias Mack indicó “Tenemos que cambiar el procedimiento. Tenemos que responsabilizar a la policía “.
CNN también informó que Mack asistió a la protesta, que sucedió horas después del tiroteo. Múltiples agencias de noticias han informado que las protestas se volvieron violentas, lo que provocó el bloqueo de las carretera, actos de vandalismo y más de una docena de agentes de policía heridos.
Conforme las noticias sobre la protesta se propagaron, figuras políticas como Jennifer Roberts el alcalde de Charlotte y Loretta Lynch Fiscal General de EE.UU. solicitaron que las personas mantuvieran su compostura. Roberts aseguró a los ciudadanos de Charlotte que habría una “investigación exhaustiva” de los disparos, informó CNN.
Los disturbios en Charlotte provienen de un verano en que Estados Unidos ha sido marcado por varios tiroteos contra civiles afroamericanos por parte de agentes de policía, lo que ha conducido a las protestas. Baton Rouge, Luisiana y Tulsa, Oklahoma son otras comunidades que han sido afectadas por situaciones similares.

____________________________________________________________________________________________________________

Police-civilian altercation sparks protest, media scrutiny

Compiled by the Dos Mundos News Staff
Otro tiroteo entre un civil afroamericano y un oficial de policía ha provocado protestas y disputas – llamando la atención de los principales medios de comunicación.
El tiroteo sucedió el martes (20 de septiembre) en el estacionamiento de un complejo de apartamentos en University City, Carolina del Norte, que es descrito por Wikipedia como “una ciudad vanguardista” que se encuentra dentro de las frontera de Charlotte – la ciudad más poblada de Carolina del Norte. El hombre que murió llamado Keith Lamont Scott, era un padre de 43 años de edad, que recibió un disparo tras un altercado con los agentes de policía al salir de su vehículo. De acuerdo con CNN, el hombre que disparó era Brentley Vinson, un oficial de policía de Charlotte-Mecklenburg  -también afroamericano.
Durante una conferencia de prensa el miércoles (21 Sept.), que fue cubierta por varios medios de comunicación, Kerr Putney el jefe de policía de Charlotte-Mecklenburg afirmó que el uso de la fuerza fue justificado pues presuntamente Scott estaba armado y era peligroso. Según el New York Times, Putney mencionó que  “Los agentes estaban dando órdenes verbales fuertes y claras”. “El sospechoso salió del vehículo con un arma de fuego, amenazando a los oficiales.”
Pero como CNN y el Times informaron el miércoles, parientes de Scott están reclamando que el sospechoso tenía un libro, no un arma de fuego. Pero Putney afirmó que no había ningún libro en el lugar del incidente.
Independientemente de si Scott estaba o no armado, la actitud de la policía hacia los afroamericanos que deben proteger y servir, tiene que cambiar, Corine Mack, presidenta NAACP del condado Branch Nº 5376 en Charlotte-Mecklenburg, sugirió en sus declaraciones  para CNN.
“Parece como si nuestras vidas no importaran”, de acuerdo con la agencia de noticias Mack indicó “Tenemos que cambiar el procedimiento. Tenemos que responsabilizar a la policía “.
CNN también informó que Mack asistió a la protesta, que sucedió horas después del tiroteo. Múltiples agencias de noticias han informado que las protestas se volvieron violentas, lo que provocó el bloqueo de las carretera, actos de vandalismo y más de una docena de agentes de policía heridos.
Conforme las noticias sobre la protesta se propagaron, figuras políticas como Jennifer Roberts el alcalde de Charlotte y Loretta Lynch Fiscal General de EE.UU. solicitaron que las personas mantuvieran su compostura. Roberts aseguró a los ciudadanos de Charlotte que habría una “investigación exhaustiva” de los disparos, informó CNN.
Los disturbios en Charlotte provienen de un verano en que Estados Unidos ha sido marcado por varios tiroteos contra civiles afroamericanos por parte de agentes de policía, lo que ha conducido a las protestas. Baton Rouge, Luisiana y Tulsa, Oklahoma son otras comunidades que han sido afectadas por situaciones similares.
Another shooting of an African-American civilian by a police officer has sparked protests and debate – and has drawn major media attention.
The shooting took place on Tuesday (Sept. 20) in an apartment parking lot in University City, N.C., which is described by Wikipedia “an edge city” that largely falls within the borders of Charlotte – North Carolina’s most populated city. The man who died was Keith Lamont Scott, a 43-year-old father who was shot following an altercation with police officers after getting out of his vehicle. According to CNN, the shooter was Charlotte-Mecklenburg Police Officer Brentley Vinson – also an African-American.
During a news conference on Wednesday (Sept. 21) that was covered by multiple media outlets, Charlotte-Mecklenburg Police Chief Kerr Putney claimed that the use of deadly force was justified because Scott was allegedly armed and dangerous.
“Officers were giving loud, clear verbal commands,” The New York Times quoted Putney as saying. “The suspect exited the vehicle with a handgun, threatening officers.”
But as CNN and The Times reported Wednesday, Scott’s relatives are claiming the suspect had a book, not a firearm. Putney claimed there was no book found at the incident site.
Regardless of whether or not Scott was armed, law enforcement’s attitude toward the African-Americans it protects and serves must change, Corine Mack, NAACP Charlotte-Mecklenburg County Branch No. 5376 president, suggested in comments to CNN.
“It clearly appears as if our lives don’t matter,” the news agency quoted Mack as saying. “We need to change procedure. We need to hold (the) police accountable.”
CNN also reported that Mack was an attendee of the protesting that ensued hours after the shooting. Multiple news agencies have reported the protests turned violent, resulting in roadways being blocked off, acts of vandalism and at least a dozen injured police officers.
As news of the protests spread, political figures such as Charlotte Mayor Jennifer Roberts and U.S. Attorney General Loretta Lynch began requesting that people keep their composure. Roberts also assured the citizens of Charlotte there would be a “full investigation” of the shooting, CNN reported.
The unrest in Charlotte is part of a summer in the United States that has been marked by several shootings of African-American civilians by police officers, which have led to protests. Other communities that have been affected by similar situations have included Baton Rouge, La.; and Tulsa, Okla.

Share:

More Posts

Columna Jorge Ramos: On the Bubble

Even before the coronavirus pandemic, many of us were already living in our own distinct bubbles: private universes filled with the people, places and ideas

Send Us A Message

Related Posts

Adele retrasará su cuarto álbum

La cantante Adele ha compartido que su esperado cuarto álbum se retrasará porque está en cuarentena en medio de la actual pandemia de COVID-19. La